Despacho GRATIS por Starken a todo Chile por compras sobre $30.000.
26 | 08 | 2021

Cómo usar las piedras faciales Gua Sha

Cómo usar las piedras faciales Gua Sha

Cómo usar las herramientas gua sha


Después del rodillo de belleza, dar un paso más con el gua sha es casi una obligación. Y cuando sepas el potente efecto antiedad que tiene sobre la piel, te darás cuenta de que estábamos en lo cierto.

El gua sha tiene unos 2000 años y su origen está en China. Es una técnica de raspado milenaria que en Asia forma parte de todo un protocolo de prevención para una belleza mucho más estable en el tiempo. Y aunque vamos tarde, Occidente ahora quiere saber más sobre esto.

Se trata de una piedra (de Jade, cuarzo…) suave y de tamaño mediano que aplicado en masajes sobre la piel del rostro trabaja liberando toxinas, activando el riego sanguíneo y la circulación. Y el resultado no es otro que una dosis de rejuvenecimiento de la piel. Es decir, empleado en la rutina diaria es un perfecto compañero de tu tratamiento antiedad, especialmente, para difuminar las arrugas superficiales causadas por la expresión diaria.

¿En qué paso de la rutina se usa?

Al igual que el rodillo, los expertos recomienda utilizarlo justo después de desmaquillarse, con la cara bien limpia e hidratada. Y sus beneficios pueden incrementarse si se combina con el rodillo facial, ya que cada uno trabaja la piel de forma diferente: así como el rodillo ayuda a activar la circulación y trabaja alisando las arrugas, el gua sha hace su efecto lifting, realizando una acción tensora sobre la piel y la musculatura, reafirmándola. Además, tiene cualidades preventivas a largo plazo.

Lo primero a tener en cuenta es que su uso ha de hacerse con un producto de base, como un sérum o aceite, en una cantidad justa. Y esto, es importante: Si usas demasiado la fricción disminuye y su efecto también. Y si usas poco podrías dañar la piel ya que provoca tirantez y el raspado se frena con la piel seca. Al igual que el rodillo la presión sobre la piel del rostro debe ser moderada y se trabaja con movimientos cuyo objetivo es relajar y suavizar las líneas de expresión. La parte más alargada es el lateral. Los dos bordes redondeados son las esquinas. Con estos dos conceptos, este es el paso a paso clave para usarlo bien:


PASO 1

Pon el lateral del gua sha sobre tu hombro, justo donde termina y donde comienza el cuello. Haz raspados ascendentes hasta llegar a la base del cráneo. Una vez en el cráneo, apoya el lateral de tu cuello en la zona plana del Gua Sha y haz ligeros movimientos hacia la derecha e izquierda, repitiendo 5 veces por cada lado.

PASO 2

Con la esquina del Gua Sha ve a la línea de nacimiento del pelo, empezando desde el centro de la cabeza, como si quisieras “peinarte” trazando una línea recta hasta el final del cráneo. Una vez allí, apoya la parte plana del Gua Sha y haz ligeros movimientos de mano hacia la izquierda y la derecha 5 veces. Repite esta serie y traza tres líneas iguales hacia el lado derecho y hacia el lado izquierdo, repitiendo la misma acción.





PASO 3

Apoya la barbilla en el lateral del Gua Sha, ladea un poco el instrumento para que se apoye sobre el mentón. Realiza aquí movimientos ascendentes desde la barbilla hasta debajo de la oreja, trazando la línea del mentón. Levanta el Gua Sha y repite la acción 5 veces por cada lado.

Con estos 3 movimientos conseguirás mitigar la tensión acumulada en el rostro durante el día, atenuando así las líneas de expresión. No olvides limpiar tu gua sha después de utilizarlo.

PROHIBIDO…

No practiques con el gua sha en una zona de traumas o golpes recientes, cortes, úlceras o heridas. Tampoco si estás embarazada, sobre edemas, trombos, con piel muy fina o débil, si tienes problemas de coagulación o tomas medicación anticoagulante y tampoco lo uses sobre lunares.

¿Cuál es la herramienta adecuada para ti?

La respuesta a esta pregunta realmente depende de cuánto tiempo tengas en general, qué tan cómoda te sientas con las herramientas para el cuidado de la piel y qué es lo que deseas sacar de tu rutina de cuidado de la piel.

Si eres nueva en el uso de herramientas faciales, o solo tienes un par de minutos para darte un rápido masaje facial relajante, es probable que debas empezar por el rodillo facial.

Si tienes un poco más de tiempo y estás buscando realmente esculpir tu rostro o liberar la tensión facial, entonces seguramente te inclinarás por el gua sha.

No olvides, en todo caso, que utilizados en conjunto obtendrás grandes beneficios para tu piel.

  • Comparte este artículo

Productos mencionados en Este Artículo


Envíamos a todo Chile

Recibe el pedido en la puerta de tu casa, por Chilexpress o Starken.

Ver condiciones
Hasta 6 cuotas sin interés

Compra de manera segura y rápida, vía Mercado Pago o Webpay.

Somos importadores

Directos y exclusivos de Tee-Owels, Denman, Derby e Irving Barber Company.

Garantía de 90 días

Todos nuestros productos están garantizados

Conoce más

Estás a punto de eliminar del Carro ¿estás seguro?